Por qué una ola de ejecuciones hipotecarias no está en camino

Why a Wave of Foreclosures Is Not on the Way | Simplifying The Market

Con los planes de aplazamiento de pagos llegando a su fin, a muchos les preocupa que el mercado de la vivienda experimente una ola de ejecuciones hipotecarias como lo que paso después de la burbuja de la vivienda hace 15 años atrás. Aquí hay algunas razones por las que eso no sucederá.

Hay menos propietarios de viviendas en problemas esta vez

Después de la última crisis de la vivienda, alrededor de 9.3 millones de propietarios perdieron sus casas en una ejecución hipotecaria, venta por menos de la deuda o simplemente porque las devolvieron al banco.

A medida que se emitieron las órdenes de permanecer en casa a principios del año pasado, el temor era que la pandemia podría afectar la industria de la vivienda de una manera similar. Muchos pronosticaron que el 30% de todos los titulares de hipotecas entrarían en el plan de aplazamiento de pagos. Solo el 8.5 % en realidad lo hizo, y ese número se ha reducido ahora al 2.2%.

Hasta el pasado viernes, el número total de hipotecas aún en el aplazamiento se situaba en 1,221,000. Eso es mucho menos que los 9.3 millones de hogares que perdieron sus casas hace poco más de una década.

La mayoría de las hipotecas con plan de aplazamiento de los pagos tienen suficiente plusvalía para vender sus casas

Debido al rápido aumento de los precios de las viviendas en los últimos dos años, de los 1.22 millones de propietarios de viviendas que actualmente están con un plan de aplazamiento de pagos,  93 % tiene al menos un % de plusvalía en sus casas. Esta plusvalía del 10 % de plusvalía es importante porque permite a los propietarios vender sus casas y pagar los gastos relacionados, en lugar de dañar su crédito con una ejecución hipotecaria o una venta por menos de la deuda.

El 7 % restante podría no tener la opción de vender. Por lo tanto, si todo el 7 % de los 1.22 millones de casas entraran en una ejecución hipotecaria, eso daría un total de alrededor de 85,400 hipotecas. Para dar contexto a ese número, aquí están las  cifras anuales de las ejecuciones hipotecarias de los tres años previos a la pandemia:

  • 2017: 314,220
  • 2018: 279,040
  • 2019: 277,520

El número probable de ejecuciones hipotecarias que salen del programa de aplazamiento no se acerca al número de ejecuciones hipotecarias que afectaron el desplome de la vivienda hace 15 años. En realidad, es menos de un tercio de cualquiera de los tres años anteriores a la pandemia.

El mercado actual puede absorber cualquier número de casas para la venta que llegue al mercado

Cuando las ejecuciones hipotecarias llegaron al mercado en 2008, había un exceso de oferta de casas para la venta. Hoy es exactamente lo contrario. En 2008, hubo un suministro para 9 meses de casas para la venta. Hoy, ese número es una oferta para menos de 3 meses. Aquí hay una gráfica que muestra la diferencia entre los dos mercados.Por qué una ola de ejecuciones hipotecarias no está en camino | Simplifying The Market

En conclusión,

Los datos indican por qué Ivy Zelman, fundadora de la importante firma analítica del mercado de la vivienda Zelman & Asociados dio en el punto cuando declaró:

La probabilidad de que volvamos a tener una crisis de ejecuciones hipotecarias es de aproximadamente cero por ciento”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.